• VTEM Image Show
  • VTEM Image Show
  • VTEM Image Show
  • VTEM Image Show
  • VTEM Image Show
  • VTEM Image Show
  • VTEM Image Show

Avances en el proceso de paz

AVANCES PROCESO DE PAZ

El cese al fuego bilateral y definitivo entre el Gobierno y las Farc, que marcaría el final de una guerra de cinco décadas, quedó a un paso de volverse realidad tras la aprobación de una misión de observación internacional respaldada por la ONU.

En tiempo récord y por unanimidad, el Consejo de Seguridad de ese organismo expidió la resolución 2261 de 2016, mediante la cual aprobó la petición de Colombia, notificada en la mesa de diálogos el pasado 19 de enero.

En la reunión de ayer en Nueva York, ante la canciller María Ángela Holguín, los representantes de los 15 países del Consejo ratificaron su apoyo a los esfuerzos de paz del presidente Juan Manuel Santos y de la guerrilla, al tiempo que ofrecieron su ayuda para el posconflicto.

Francia, por ejemplo, recordó que a través de su agencia de cooperación le entregó US300 millones al Gobierno el año pasado, para financiar la política agraria; y Japón, que patrocina el desminado y la rehabilitación de víctimas, ofreció sus recursos financieros y capital humano para esta comisión de verificación.

La resolución autoriza la creación de una “Misión Especial de Monitoreo y Verificación del acuerdo sobre el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y la dejación de las armas”.

 

Atributos de la misión

 

La implementación de la misión de observación será el paso a seguir, por esta razón el Consejo tendrá que definir los alcances de su función, la logística del trabajo y los integrantes de la misión.

Las principales características de esa delegación fueron definidas en el Comunicado Conjunto #65, que el Gobierno y las Farc publicaron desde La Habana la semana pasada.

La naturaleza de esta misión será tripartita: Gobierno, subversión y organismos internacionales.

Añade el documento que “respecto a la dejación de las armas, el mismo componente internacional la verificará en los términos y con las debidas garantías que se establecerán en los protocolos del acuerdo”.

No obstante, como explica el profesor de Derecho Internacional de la Universidad de La Sabana, Carlos Arévalo, la ONU estará atenta a que las dos partes negociadoras den la señal abierta para que empiece a operar, pero definitivamente deberá esperar la firma del Acuerdo Final.

“La misión de verificación iniciará cuando las dos partes de común acuerdo se lo digan a Naciones Unidas. ONU aceptó la verificación, pero entrará a operar días después de que las dos partes negociadoras de común acuerdo se lo soliciten”.

Esa fecha, aún sin definir, en la que entraría a operar la misión de verificación, podría darse en mayo o junio, pues de firmarse el acuerdo el 23 de marzo, como está planteado por el Gobierno, la guerrilla tendría dos meses para dejar las armas.

Otra de las atribuciones de la misión, a la que las partes negociadoras le garantizan la seguridad en el terreno, es que operará durante 12 meses, prorrogables a petición de los interesados.

Dicha comisión también estará conformada por miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

El embajador venezolano en el Consejo, Rafael Ramírez, sugirió que los informes que rinda la misión de la ONU sean presentados de igual manera ante la Celac.

Zonas de concentración

Horas antes de la reunión en Nueva York, el jefe negociador del Gobierno,Humberto de la Calle, participó en Bogotá en un foro sobre el proceso de paz y el futuro de la nación.

Allí precisó: “es una misión política, sin armas, sin cascos azules, que implica un enorme despliegue humano en Colombia, con unos costos elevados que serán asumidos por Naciones Unidas”.

Y lanzó un comentario que despertó inquietudes sobre un aspecto que todavía es fuente de intensos debates en la mesa: los territorios para concentrar a los insurgentes.

“Ahora, este es un problema donde las capacidades concretas de Naciones Unidas en el terreno dictarán la última palabra en términos de sitios donde se ubica la guerrilla y la dejación de las armas”, dijo De la Calle.

¿Qué quiso decir? ¿Tendrá la ONU potestad para decidir las áreas donde se entregará el arsenal subversivo? ¿Podrá esta misión multilateral alterar los planes de las partes, en cuanto a los lugares para concentrar insurgentes?

De momento, la postura estatal es no crear más de 10 sitios, mientras que los rebeldes proponen al menos 25 y con un régimen especial de gobernanza. Ellos los llaman “Terrepaz” y se ubicarían en regiones donde han tenido presencia histórica.

 

Nuestras Visitas
Horarios de Atención

Lunes a Viernes:

De 8:00 am a 5:30 pm Jornada Continua

Sábados: 8:30 am A 12:30 pm

Nuestra Ubicación


Dirección: Calle 7 No. 8 - 37 B/ San Pedro

Telefonos: (572)8881916 - (572)8881935 -

(572)8881940


Galeria de Fotos

Click en las Imagenes Para Ampliar